Gunvara y FREyA

   Vikingas y Gaditanas 
Pasadas catorce noches del mes de Muharram del año 230 de la hégira (finales de septiembre de 844) naves vikingas venidas de las heladas tierras del norte se apoderaron de Qabpil, la Isla Menor, en Cádiz.

Se trataba de los al-Urdumâniyyun, o Nordumâni. Los normandos, piratas vikingos de los que los andalusíes conocían historias, a través de los cristianos norteños y de los comerciantes, y que aparecían por primera vez ante sus ojos.

La cultura de Al-Andalus la más rica, tolerante y esplendorosa que jamás se conoció, se enfrentaba a otra cultura que adoraba al Odín el Dios de la Guerra.

Fuerza contra Inteligencia, Poder contra Cultura. Bélicamente no importa quién ganó, los dos pueblos sufrieron mucho pero los dos, como no podía ser de otra forma, sacaron una lección Fuerza y Sabiduría juntas no tienen enemigo.

Los prisioneros nórdicos que quedaron, hombres fuertes y rubios del norte, pasaron a engrosar las filas de andalusíes como soldados de élite destinados a proteger a ese pueblo de sus enemigos fuesen los que fuesen.

Culturas y razas se mezclaron, por eso no es de extrañar encontrar gaditanas con apariencia de vikingas y vikingas con la gracia de las gaditanas.

Las guerras continuaron y continúan, el enemigo ahora externo viene de muchos lados y disfrazado de muchas formas, pero no sabe que por muy fuerte que mentalmente se sienta o por mucha fuerza mental que crea tener, tanto las vikingas como las gaditanas se hacen tirabuzones con las bombas que tiran los fanfarrones.

Por eso,
ElArraez, humilde cronista de hechos históricos constatables, expresa su admiración a Dama Gunvara y a FREyA, gaditanas y vikingas las dos, tan lejanas y tan cercanas, a las cuales ofrezco mi pluma y mi alfanje como lo hago con mi lealtad y mi aprecio.
                                                   ElArraez
 
Support : Copyright © 2015. PUTAS ESPERANDO O COMEDOR - All Rights Reserved