Home » » Las leyes bedesemeneras de Murphy

Las leyes bedesemeneras de Murphy

(Foto cedida amablemente por DomJuancojone  (tres años de experiencia )


      Las leyes de Murphy del BDSM


A todo cuerpo bondageado le pica la nariz.

No importa cuánto te haya rascado antes de un bondage, una vez atad@ te picará todo.

El grado de autoestima  de un supuesto dominante es inversamente proporcional a la grandilocuencia de su nick.

Cada vez que amordaces a alguien se le hará agua la boca.

Cada vez que tengas  sesiones y lo disfrutes, se generaran unas ondas telepáticas hacia todos tus seres queridos quienes te llamaran telefónicamente.

Si te quedo alguna marca... Siempre habrá quien te pregunte por ella.

Cuanto mas ganas de ir al baño, mas difícil será liberarte.

Siempre que tengas velas en el bolso te faltarán los fósforos, y si tienes los fósforos, las velas te las habrás olvidado en el otro bolso.

La posibilidad de que un Ama acepte que seas su sirviente en su casa será directamente proporcional a la distancia a la que vivas de la misma.

Siempre te se cortará la luz en el momento que estés justo a punto de leer la parte más excitante del debate o relato.

Si algo puede salir mal con un nudo, saldrá mal y sera el nudo del medio de todo.

Si la soga es corta te darás cuenta al intentar finalizar un larguisimo shibari .

Si no sabes que hacer, haz lo que la sumisa te sugirió hace dos horas atrás.

Si te van a suspender, no olvides pasar por el toillete antes, caso contrario, te vendrán ganas incontenibles cuando ya estés hecha un matahambre y a quién deba desatarte, se le complicarán los nudos, ó se le romperá una uña y estará buscando un botiquín mientras tú sigues ahí.....
 Nunca expreses alegría ni emoción, con ninguna practica que te excite, intenta recordar las caras de las Dominas cuando creen que ser amarga las hace mejor Amas, y se te borrará la sonrisa.

Antes de cometer una falta recuerda cuantos golpes de fusta soportaste la última vez, y el color que quedó tu hermoso culo, justo el día anterior a estrenar tu mini bikini que te quedaba espectacular.

Las Amas nunca son patosas y se le cae algún objeto. Las tiran para que el sumiso las recoja.

Justo cuando estas en medio de tu primera sesión ciber, disfrutando como nunca por servirle a tu Sr... precisamente en ese momento se ira la luz, el Internet o alguien llegara..

Justo en lo mejor de la sesión, cuando el silencio es el centro de la misma, comienza a ladrar la perra que esta atada en el patio.

El día que se te ocurra estrenar aquel floger larguísimo, se te enganchará con el ventilador de techo.

Ningún nudo es tan fácil como lo parece.

Si el nudo salio mal, la solución que pensaste solo empeorara las cosas.

Cuando encuentres la solución, las tijeras o navaja ya lo habrán resuelto.

La urgencia de ir al baño es inversamente proporcional a la complejidad del nudo con el que estas atado.

Cualquier cuerda cortada a medida, siempre quedara corta.

-si solo te queda una cuerda... se romperá.

Cuando todo va mal. no reniegues por que los azotes podrían ser peor.

Un azote caerá siempre donde duela mas.

No hay tarea tan simple impuesta por tu Amo que no pueda salir mal.

Cuando tengas la sensación de que nada puede irte peor, tiembla, porque tu situación empeorará.

Cuando un castigo te agrade, mejor actúa como sino.

Cuando tienes tiempo para una sesión por interné, descubrirás que todo esta en contra de ti, llegan visitas, se va la luz, se desconfigura la webcam o un virus ataca tu pc.

Cuando la sumi esté con el shibari más complicado alguien entrará en casa.

Siempre se te ocurrirán las sesiones más originales cuando no tengas sumi.

Las ganas de sesionar son inversamente proporcionales a la posibilidad de hacerlo.

Los niños tienen la fantástica capacidad y los poderes mentales necesarios para encontrar todos tus tesoros bondage y mostrarlos en publico en el momento que más gente ha habido nunca en tu casa.

La probabilidad de que te interrumpan una sesión es proporcional al tiempo que llevas preparándola.

La probabilidad de que no haya una sesión es igual al doble de las ganas que tienes de hacerla.

Llamaran por teléfono siempre que tengas una mordaza y las manos atadas.

La probabilidad de que te interrumpan la sesión es proporcional a lo divertida que está siendo.

La probabilidad de encontrar ese látigo/juguete que siempre has deseado es inversamente proporcional al dinero que tengas; y si por casualidad tienes la suerte de romper esta regla, un familiar entrará en el sexshop (u otra persona muy incomoda de encontrarse en un lugar así) justo para verte pagarlo.
                                                          (Foto cedida por AmaCacarruta)

Kit de esclavitud 50 sombras de Grey: Este kit de esclavitud es ideal para sesiones de sado-extremo. El kit esta compuesto 4 bandas de satén, antifaz y paleta de castigo. Incluye bolsita de satén para guardar el vibrador. AVISO:(solo para expertos)
 
Support : Copyright © 2015. PUTAS ESPERANDO O COMEDOR - All Rights Reserved