Home » » Ya lo sabes...

Ya lo sabes...


Para mí, una relación BDSM, es cuando dos cuerpos y mentes se unen por lazos del alma, lazos que no se ven y que va mucho más allá de gustos afines, juntos son capaces de lograr establecer un orden donde no importa mucho como, ni cuando, sino sentir todo de verdad, con esa mezcla de saber que estas a salvo de todo lo que antes  temías, cada uno en su rol tiene sus debilidades, sus propios temores y fantasías y lo hermoso es plantearse vivirlas junto a quien las disfruta plenamente contigo, con un "sentimiento", el sentimiento de ENTREGA, absoluta y voluntaria, basada en una confianza total, es un "vértigo", una atracción irresistible hacia quien consideras digno de esa confianza y de esa entrega.

Cuando encuentras a esa persona lo notas porque es la que activa la válvula que desinhibe tu cuerpo y tu mente de prejuicios innecesarios, es la persona que marca un antes y un después en tu forma de desear y de apasionarte, si además os complementáis desarrollando vuestra relación, será algo único y duradero, lo digo por propia experiencia.

Cuando eso sucede la complicidad es tal que hace que El sepa en cada momento que estoy pensando  y a mi me provoca un deseo que me atraviesa en forma de rayo que me hace rendirme ante él.

Y sientes que la única libertad está, en su amor, en su abrazo, en su caricia, en su azote, en sus cuidados, y lo único que deseas es ofrecerte a El con el corazón, mente y alma abiertos.

TÚ...mi Amo, ya lo sabes...

Sabes que soy Tuya, independientemente de donde esté o lo que esté haciendo, tus brazos los siento alrededor mio, el corazón y el alma me recuerdan constantemente que estas conmigo, que no estoy sola a pesar que físicamente no estés a mi lado, que lo más lejos que estás de mi es... a un aliento de distancia.

Mi sumisión no es más que una maravillosa expresión de devoción y servicio hacia TI,  te he dado el dominio sobre mi, he tomado la decisión activa para someterme, te he cedido y ofrecido mi "poder personal"... mi voluntad y la he puesto en tus manos.

Mi entrega es la culminación de lo que comienzó con la sumisión, porque te doy todo...cuerpo, alma y mente, no te la doy "obligada por las circunstancias", sean las que sean, te la doy libremente, no es renunciar, es DARTE completamente y sin reservas todo lo que soy, que TÚ mi Amo lo sientas así, es mi mayor anhelo, porque amarte Amo es un placer.

Para sentir así hemos necesitado tiempo, ganas y sobre todo SINCERIDAD y REALIDAD,( no ha habido varita mágica que con un toquecito...zas!! te haga ver Tu "AmoPrincipeAzul" y a él le haga ver su "sumiBellaDurmiente"), a sido un proceso y no ha sido ni fácil ni difícil, ni lento ni rápido, justo el que los dos necesitábamos.

Desde un principio pusimos las cartas sobre la mesa (mucho antes que tu correa y  mis nalgas).

La  aceptación del valor de uno mismo, nuestras necesidades, deseos y lo que se siente dentro del alma, y por supuesto la aceptación de las limitaciones.

La capacidad de hablar y de discutir libremente las cosas, ha sido y sigue siendo una parte integral de nuestra relación, es esencial dentro de la relación convencional, en una relación D/s es imprescindible.

Cada persona en su rol debe tener facilidades para comunicar sus necesidades, deseos, miedos, pensamientos, límites, o cualquier otra cosa que pueda suceder o pensar.

La capacidad de comprender o procurarlo por lo menos, para entender los aspectos emocionales de ambos, el entender y estar enterados de las situaciones reales que pueden afectarnos físicamente, emocionalmente, y mentalmente, desde el principio y en momentos difícil para ambos, hemos sido comprensivos uno para con el otro o al menos lo hemos intentado.

La honradez, a la hora de hablar con sinceridad  y sin miedos de ser abiertos y veraces sobre lo que se dice, nunca nos hemos dicho lo que pensábamos que el otro quería oír, nunca hemos ocultado nuestras emociones, fantasías, miedos,ideas y/o pensamientos, la honradez ha sido la base de la confianza, sin ellas no hay relación verdadera posible, así como la lealtad para mantener el honor personal y el del otro en cualquier situación, SER quienes decimos que somos y actuar como tales, estando o no presentes uno de los dos, la lealtad unida al respeto de uno mismo y al del otro, respetando la vida privada, familia, trabajo, amistades y espacios sin chantajes, presión o coacción, la paciencia de saber esperar, sin prisas, respetando el tiempo que se necesita para asimilar situaciones y así llegar a conocerse mutuamente.


Cuando te das cuenta de todo esto, verdaderamente y sin reservas, te sale gratitud hacia quien te hace sentir así  y te enorgulleces de ser SUYA, cuando esto sucede, solo entonces  eres realmente consciente de que lo que vives y sientes no es otra cosa que ENTREGA de esclava y Amo.

 freya de ElArraez
 Sentir gratitud y no expresarla 
es como envolver un regalo y no darlo.
 
Support : Copyright © 2015. PUTAS ESPERANDO O COMEDOR - All Rights Reserved